Radio Victoria

¿Por qué las mujeres surcoreanas no están teniendo bebés?

Facebook
Twitter
WhatsApp

Corea del Sur tiene la tasa más baja de natalidad del mundo, y continúa en descenso, batiendo sus propios e increíblemente bajos récords impuestos año tras año. Las cifras divulgadas en la última semana registran que cayó otro 8% en 2023 a 0,72.

Eso representa el número de hijos que una mujer esperaría tener en el curso de su vida. Para que una población logre mantenerse estable, el número debería ser 2,1. Si esta tendencia continúa, se estima que la población surcoreana quedaría reducida a la mitad para el año 2100.

En términos globales, los países desarrollados han visto sus tasas de nacimientos caer, pero ninguno a tal extremo como Corea del Sur.

Sus proyecciones son lúgubres.

En 50 años, el número de personas en edad de trabajar bajará a la mitad, el grupo elegible para prestar el servicio militar obligatorio se reducirá un 58%, y casi la mitad de la población tendrá más de 65 años.

Es tan mal augurio para la economía del país, el fondo de pensiones y la seguridad que los políticos lo han declarado una «emergencia nacional». Durante casi 20 años, sucesivos gobiernos han designado enormes sumas de dinero al problema; el equivalente a US$286.000 millones para ser exactos.

Las parejas que tienen hijos son colmadas con ayudas financieras, desde sumas mensuales hasta subsidios de vivienda y taxis gratis. Las cuentas de hospital e incluso los tratamientos in vitro están cubiertos, aunque solo para las personas que están casadas.

Pero esos incentivos financieros no han funcionado, lo que ha llevado a los políticos a buscar soluciones más «creativas», como contratar niñeras del sudeste asiático pagándoles por debajo del salario mínimo, o eximir a los hombres del servicio militar si tienen tres hijos antes de los 30 años.

«En Corea es difícil encontrar un hombre con quien relacionarse, uno que comparta los deberes y el cuidado de los hijos equitativamente», «Y las mujeres solteras que tienen bebés solas no son bien vistas», dice Yejin una mujer soltera.

En 2022, sólo un 2% de los nacimientos en Corea del Sur ocurrieron por fuera del matrimonio.

Yejin prefirió en cambio enfocarse en su carrera en televisión que, sostiene, no le deja el tiempo suficiente para criar un hijo. Las jornadas laborales de los coreanos son notoriamente largas. Yejin tiene un empleo tradicional de 9 a 6 (el equivalente coreano del 9 a 5 en otros países), pero señala que en realidad no deja el trabajo antes de las 8 pm y además hay que hacer horas extras. Una vez en casa, apenas tiene tiempo para limpiar o hacer ejercicio antes de acostarse.

«Amo mi trabajo, me llena de mucha satisfacción», asegura. «Pero el trabajo en Corea es duro, estás atrapada en un ciclo perpetuo de trabajo».

- Más Noticias -

ENVIAR MENSAJE